Subarrendamiento ilegal

QUÉ ES EL SUBARRENDAMIENTO

El subarrendamiento es una figura jurídica por la que el inquilino de una residencia arrienda parte o bien toda la residencia a una tercera persona. No es realquilo el empleo temporal de una residencia de manera gratuita, por servirnos de un ejemplo que un familiar o bien amigo del inquilino use la residencia arrendada.

LA CESIÓN NO ES LO MISMO QUE EL SUBARRENDAMIENTO

La cesión del alquiler de residencia es el contrato a través de el que el inquilino de una residencia transmite a una tercera persona los derechos y obligaciones que le tocan como inquilino conforme el contrato de alquiler, y en consecuencia se extingue la relación establecido del primer inquilino con el dueño.

CUANDO ES LEGAL Y CUANDO EL SUBARRIENDO ES UN FRAUDE

En la mayor parte de los casos que tratamos el subarrendamiento está prohibido, es ilegal, solo en ciertos casos se deja. A fin de que pueda haber un realquilo, en los contratos festejados desde el 1 de enero de mil novecientos noventa y cinco, es indispensable el permiso anterior del arrendador, y por escrito. Por consiguiente la ley deja subarrendar siempre y cuando de este modo se especifique en el contrato de alquiler entre dueño y también inquilino, o, en los casos que no se especifique el permiso de subarrendamiento, que es en la mayor parte de contratos, el dueño dé su permiso por escrito y de forma fehaciente. Tratándose de un realquilo legal, existe por escrito un segundo contrato de alquiler entre el inquilino y un tercero, donde constan, a una parte de sus datos, la una parte de la residencia subarrendada y el costo pertinente.

Ahora lo vamos a explicar más detalladamente.

Supuestos en los que subarrendar una residencia es legal:

Pisos con contrato de renta vieja, siempre y en todo momento que: (precedentes al 1 de enero de mil novecientos noventa y cinco)
El inquilino haya comunicado por escrito al dueño el subarrendamiento y el nombre del subarrendatario en un plazo máximo de treinta días desde la firma del contrato.
Haya un máximo de 2 subarrendatarios, con pareja y también hijos.
No se modifique el empleo del inmueble indicado en el contrato.
El inquilino continúe en la residencia subarrendada, de lo contrario, sería una cesión.
El coste del realquilo no sea superior al del alquiler.
El dueño está en su derecho de no permitir el realquilo, para eludir posibles desazones o bien el empleo de su residencia por personas que no quisiese.

Para ejercer este derecho debe haberlo indicado por escrito en el contrato de alquiler, dejando sin posibilidad la legalidad de subarrendar dicha residencia.

Pisos con contrato siguiente a la LAU, Ley de Alquileres Urbanos, de mil novecientos noventa y cuatro, desde el 1 de enero de mil novecientos noventa y cinco, siempre y en toda circunstancia que;
Haya el expreso consentimiento y por escrito del dueño de la residencia, y de antemano al contrato de realquilo.
En el art.8 de la LAU, Ley de Alquileres Urbanos de mil novecientos noventa y cuatro, se señala que el realquilo solo puede ser parcial, de una parte de la residencia, con expreso consentimiento y por escrito del dueño y que el coste de realquilo jamás va a ser superior al del alquiler.
Cabe señalarse que al concluir el contrato de alquiler asimismo concluye el contrato de realquilo.

Y cuando la cesión o bien el subarrendamiento de una residencia no es legal:

La cesión o bien realquilo de una residencia no autorizada por el dueño
Dedicación de residencias y locales a otros fines de los estipulados en el contrato de alquiler.
Cuando no se cumplan las condiciones indicadas más arriba, en realquilo legal.
Son ciertos casos por los que este se puede anular, conforme la LAU, Ley de Alquileres Urbanos.

Os vamos a explicar un símil de un servicio de investigación por subarrendamiento de un piso de renta vieja, basándonos en casos investigados en Detectives Claramonte;

INVESTIGACIÓN DE POSIBLE FRAUDE EN CASOS DE SUBARRENDAMIENTO

El dueño de una residencia de renta vieja alquilada muchos años atrás a una pareja, requirió de nuestros servicios de detectives privados en barcelona pues deseaba probar la deslealtad establecido de los inquilinos, frente a la sospecha de realquilo, con rastros de que sus inquilinos no ocupaban ya el piso.

La investigación realizada por los detectives privados patentizó que el domicilio en cuestión había sido subarrendado a terceros sin el permiso del dueño, como que sus legales inquilinos hacía ya tiempo que radicaban en una casa en propiedad en las afueras de la localidad.

El control de sus movimientos determinó que los inquilinos no asistían ni pernoctaban en la residencia que en su día arrendaron, y que sí lo hacían en ella frecuentemente sus subarrendados, quienes costeaban personalmente los gastos generados por la ocupación del habitáculo.

Son frecuentes asimismo casos de investigación de realquilo de residencias de renta vieja a un costo actualizado, subarrendamientos prohibidos, como señala el art. ocho de la LAU.

La evolución de la sociedad, el “boom Inmobiliario” y la picaresca han aumentado el fraude en este campo, si bien merced a la intervención de profesionales como Detectives Claramonte, muchos clientes del servicio han vuelto a recobrar sus residencias y propiedades, y su calma.

P.D. Si consultó en un buscador detectives barcelona costos, este link a nuestra agencia de investigación en Barna es de su interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *