Competencia desleal de un trabajador

Aconsejamos investigar si existe competencia infiel, siempre y cuando un empresario advierta rastros de exactamente la misma por la parte de uno o bien más trabajadores o bien de empresas que compiten en su ámbito, para eludir males mayores en su negocio.

El término de competencia infiel es amplísimo. Su definición genérica sería; Acto o bien actos de competencia empresarial con mala fe, efectuados por una persona física o bien jurídica, para beneficio propio en el campo laboral.

La ley de competencia infiel, ley 29/2009, establece la prohibición de los actos de competencia infiel para ejercer el comercio más transparente, sin dañar a otros mercaderes. Esto es, regula la forma como se efectúa la competencia entre empresas. Para eludir prácticas poco morales en el campo comercial, y resguardar a vendedores y compradores.

Son frecuentes las prácticas inmorales en la industria y el comercio.

Es la manera como se hace competencia lo que no es adecuado, por el hecho de que son acciones que afectan a la reputación de las compañías víctimas. Y

asimismo afectan al consumidor, cuyo criterio de elección, sobre el producto o bien servicio de adquiere, está polucionado.

Casos más frecuentes en que el empresario puede padecer actos de competencia desleal

  • En el momento en que un tercero daña a su empresa, con engaños o bien estrategias de mala fe, para crear otra empresa de exactamente la misma actividad. O bien si ya existe, para ganar clientes del servicio o bien ventas a costa de dañar su negocio.
  • A través de aseveraciones difamatorias sobre otra empresa, sus productos, servicios, etcétera. que injurian la reputación de la compañía víctima.
  • Con una estrategia de costes a la baja; Se oferta un coste de mercado muy bajo lo estipulado. Con la meta de activar sus ventas y hundir las de la competencia.
  • A través de comparación directa; en publicidad se equipara de forma directa 2 productos o bien servicios afines, el suyo y el de la competencia, señalando que el suyo es mejor.
  • Con el plagio de imagen; la imitación es legítima en el mercado libre, siempre que no se aproveche de la reputación y/o esmero extraño, y no exista peligro de confusión o bien fallo para el consumidor.
  • A través de la confusión, engaño o bien omisión; Hacer opinar al consumidor unas peculiaridades del propio producto o bien servicio que, siendo ciertas llevan a confusión, o bien no son ciertas, o bien suprimen datos esenciales para el consumidor, en su elección y comparación con la competencia.
  • O en el momento en que un tercero daña a su empresa, por el hecho de que difunde o bien explota, sin su permiso, conocimientos empresariales secretos de su negocio.
  • Esto es, la violación de secretos; La divulgación de información sensible de otra empresa, como es natural sin autorización, esto es, secretos industriales.

Todo este género de actos de competencia infiel, entre otros muchos, están recogidos en la ley de competencia infiel, y juegan con la publicidad, el coste, la imagen del producto y el consumidor.

Todas y cada una son conductas y prácticas aviesas al ejercer la libre competencia.

La mayor parte de veces son los asociados o bien empleados quienes le van a hacer la competencia infiel. Van a aprovechar los conocimientos adquiridos en su empresa, contratarán empleados suyos y/o se van a llevar clientes del servicio, bien para crear su compañía dedicada a lo mismo o bien para su beneficio laboral en otra empresa.

  • Habiendo además de esto un contrato de silencio de secretos industriales o bien algún género de contrato blindado, se está incurriendo asimismo en Espionaje industrial.
  • O bien si, además de esto, el trabajador trabaja al tiempo para y para otra empresa, estamos frente a un caso de Duplicidad de empleo.

Y en otras muchas ocasiones van a ser empresas del mismo ámbito quien le van a hacer la competencia infiel.

Es fundamental poder probar que han sido actos con estrategia para dañarle. Es acá dónde comienza el trabajo de un detective.

A fin de que una demanda por competencia infiel prospere, es preciso aportar pruebas legales que prueben la mala fe. ¿Desea probar un acto de competencia infiel? ¿La competencia está desacreditando su negocio?

No deje que su empresa sea víctima de actos de competencia infiel.

La libre competencia si deja captar clientes del servicio o bien contratar trabajadores que ya antes eran suyos. Lo que no es ético, es hacerlo para dañarle, a través de engaño y premeditación.

Por servirnos de un ejemplo, diciendo a los clientes del servicio que la compañía original cierra o bien está en quiebra, … o bien contratando a sus directivos o bien empleados indispensables, como una estrategia de desmantelamiento para dañar a su empresa y favorecer el nuevo negocio.

Nuestro equipo le puede asistir a probar si hay una estrategia o bien trama de competencia empresarial infiel, efectuando investigaciones laborales sobre los empleados sospechosos, o bien a través de entrevistas, consultas, o bien aun, la infiltración de agentes en otras empresas.

Si se confirman las sospechas, y existe competencia infiel, aportaremos las pruebas precisas para presentar frente a un juez, para formalizar un despido disciplinario del infractor o bien para demandar a la compañía o bien empresas que efectúan competencia infiel.

Contacte con Detectives Claramonte, vamos a estudiar su caso específicamente y si ya antes desea conocer nuestros honorarios y tarifas acá los tienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *